Una faja lumbar innovadora

Spikenergy ha desarrollado una faja lumbar innovadora y muy eficaz. Destaca entre el resto de fajas y dispositivos médicos  por su estructura única que basa su tratamiento en un sistema de magnetoterapia. Este tipo de fajas están fabricadas de un material que está compuesto por pequeños filamentos de zinc y cobre, tejidos en una matriz de silicio.

Estos tres materiales son los encargados de producir un pequeño campo electromagnético que se activa por la sudoración natural del cuerpo y cuya carga eléctrica se mantiene en la zona lumbar mientras que la faja está en contacto con la piel, adaptándose a las necesidades individuales de cada paciente.

Los principales beneficios de la faja Spikenergy son los propios de la magnetoterapia: su efecto antiinflamatorio y analgésico en un corto período de tiempo y sin efectos secundarios. De hecho, alrededor del 90% de los pacientes que han utilizado este tipo de fajas, han notado mejorías considerables en su dolor de espalda.

Para que este tipo de fajas Spikenergy tengan efecto debe ponerse entre unas ocho o diez horas al día, preferiblemente durante el día. Están especialmente indicadas para dolores crónicos y agudos de la parte baja de la espalda. Desde su primera aplicación, los efectos electromagnéticos de esta faja permanecen activos durante, más o menos, un año. De tal manera que tras ese período de tiempo es recomendable cambiar la faja Spikenergy.

La faja lumbar Spikenergy es efectiva para estás lesiones:

-Lumbalgias

-Ciáticas

-Dolores lumbares o musculares

Además, esta faja posee memoria de forma, es decir, que el tejido del que está hecha permite que, tras lavarla, se reestablezcan sus propiedades elásticas originales haciendo que se vuelva a adaptar de forma correcta al cuerpo del paciente.

Las fajas Spikenergy pueden utilizarse cuando se desee y el tiempo que se crea necesario. Las únicas contraindicaciones que tiene es que no deben ser utilizadas por personas que llevan marcapasos u otros dispositivos parecidos, ni por mujeres embarazadas.

Laura Alonso

¿Conocías este tipo de faja lumbar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *