¿Has probado el método Pilates para tu dolor de espalda?

Pasamos mucho tiempo frente al ordenador, sentados en incómodas sillas en posturas incorrectas y, al final del día, nuestra espalda sufre las consecuencias. Para mitigar esos dolores  Pilates es un buen método, ya que muchos de los ejercicios de esta disciplina están enfocados al fortalecimiento de los músculos postulares, principalmente los de la espalda. Al practicar estas instrucciones notarás que los dolores de espalda desaparecen o disminuyen considerablemente.

El método Pilates, o simplemente Pilates, es un sistema de entrenamiento tanto físico como mental creado a principios del siglo XX por Joseph Hubertus Pilates. Éste lo ideó basándose en el conocimiento que tenía de diversas especialidades como la gimnasia, la traumatología y el yoga. El mayor beneficio de esta disciplina es que corrigen la mala postura, que es en su mayoría la causante de las dolencias en nuestra espalda, especialmente en la zona lumbar y escapular.

Normalmente los ejercicios se realizan en el suelo, con la espalda tocando totalmente la superficie, sin curvarse. Además del alineamiento del cuerpo y la centralización en la postura hay que tener en cuenta otras cuestiones clave a la hora de ejecutar los ejercicios. La concentración es fundamental pues se trata de establecer un equilibrio entre respiración y movimiento por lo que hay que estar mentalmente concentrado en el movimiento de los músculos sintiendo que estamos haciendo exactamente la acción que pretendíamos. Y estos movimientos deben ser fluidos, no tienen que ser bruscos ni rápidos sino constantes.

Otro beneficio del pilates es el control sobre cada parte de nuestro cuerpo que desarrollamos, ya que muchas veces no somos conscientes de malas posturas que nos perjudican o movimientos que nos pueden lesionar. Con esta disciplina se trata de que en cada ejercicio notemos el músculo que trabajamos y lo hagamos bien.

El pilates es una disciplina que requiere precisión en cada ejercicio, ya que si el movimiento está mal podemos lesionar la zona, por eso es muy importante hacerlo con un monitor o tras haberse informado mucho.

Y recuerda: como decía Joseph Hubertus Pilates:

” Si tiene la espalda rígida a los 30, ya es un anciano. Si la tiene totalmente flexible a los 60, todavía es joven ”.

¿ Prácticas Pilates, notas mejoría ?

Alexis D.Vicente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *