Magnetoterapia versus faja lumbar ¿Qué es mejor?

Hoy analizamos en el blog las diferencias entre la magnetoterapia y la faja lumbar, con el objeto de conocer qué tratamiento es más adecuado para solventar los dolores lumbares y las lesiones en esta zona de la espalda.

El dolor de la zona lumbar o lumbalgia es uno de los más incapacitantes que existen. Según sea la gravedad de la inflamación, puede incluso impedirnos el movimiento. Cuanto antes actuemos ante un simple pinchazo, mejor será el resultado. Lograremos poner fin al dolor y a la inflamación sin llegar a necesitar reposo absoluto.

Al mínimo pinchazo lumbar acude a un especialista

Ejercitar bien la técnica. Fuente: preparacionfisicaesencia

Como siempre que hablamos de lesiones, dolores, inflamaciones, lo primero es acudir a un médico o a un centro especializado que dictamine el alcance de la lesión y establezca el mejor tratamiento a seguir, ya sea farmacológico, fisioterapéutico, quirúrgico. Son los especialistas los que saben cómo actuar.

Una vez que hemos acudido al especialista, el traumatólogo, fisioterapeuta, médico de cabecera, puede prescribir una serie de pautas para acabar con el dolor y reducir la inflamación lumbar. El objetivo es conseguir hacer una vida normal, sin dolores incapacitantes ni molestias.

¿Qué es la Magnetoterapia?

Entre los tratamientos que existen para reducir la inflamación de la zona lumbar se encuentra la Magnetoterapia, una técnica que consiste en crear un campo magnético en la zona afectada, en este caso la zona lumbar. Para ello se aplican una serie de corrientes, alternando entre corrientes de alta frecuencia (a niveles de 26,7 mhz) y de baja frecuencia y corrientes continuas, creando así un campo magnético en la zona lesionada. Este campo magnético permite reducir la inflamación y por ende acaba desapareciendo el dolor.

Magnetoterapia

Para tratarnos con Magnetoterapia debemos acudir a un centro médico que cuente con esta técnica y un especialista nos aconsejará las sesiones que son necesarias para sanar la lesión.

Fajas lumbares de campos magnéticos

Sin embargo, si no queremos acudir a este tipo de tratamientos, también existe la opción más económica de colocar sobre la zona lesionada de la espalda una faja lumbar, para conseguir una curación más rápida os recomendamos las fajas lumbares con efecto magnético, que generan este campo de energía que ayuda a reducir la inflamación. Estas fajas lumbares son especiales, están fabricadas en un tejido en el que se han incluido filamentos de cobre y zinc cosidos en una matriz de silicio, que son los encargados de generar el campo magnético. Se activa por la sudoración natural del cuerpo y su carga eléctrica se mantiene en la zona lumbar mientras que la faja está en contacto con la piel, adaptándose a las necesidades individuales de cada paciente. Poseen unos efectos antiinflamatorios y analgésicos muy efectivos. Son de la marca Spikenergy.

El resto de fajas lumbares sin capacidad de generar un campo magnético nos ayudan a comprimir la zona y evitan los malos movimientos, pero no tiene efecto antiinflamatorio, la recuperación será mucho más lenta.

Las principales diferencias entre aplicar Magnetoterapia o colocar una faja lumbar especial en la zona afectada están en el tiempo de aplicación y en sus resultados. La duración del tratamiento con magnetoterapia la decidirá el fisoterapeuta o técnico que nos aplique el tratamiento, en función de la gravedad de la inflamación o de la lesión. Normalmente en el caso de la magnetoterapia clínica se suelen recomendar dos o tres aplicaciones diarias, en secuencias de quince a cuarenta y cinco minutos en función del equipo.

Para que la faja lumbar con magnetoterapia tenga efecto y reduzca la inflamación, es necesario llevarla más tiempo, al menos 8 horas diarias, ya que la intensidad del campo electromagnético es mucho menor. El coste de este tratamiento también es menor y no es necesario acudir a una clínica.

Este tipo de tratamientos de la lumbalgia mediante campos magnéticos ya sea aplicados clínicamente o mediante fajas lumbares espaciales están contraindicados para mujeres embarazadas y para personas que tiene implantado un marcapasos, ya que pueden alterar su funcionamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *