Archivo por meses: febrero 2015

hernia discal. Fuente: http://www.medical-exercise.com/

Fisura, protusión y hernia discal

Muchas veces salimos de la consulta, sabiendo que algo nos pasa en la columna porque sentimos un fuerte dolor, pero sin saber de qué se trata exactamente. La terminología médica nos queda lejos, y nos resulta todo un poco parecido.

En el post de hoy, vamos a aclarar algunos conceptos, en concreto, de qué hablamos cuando hablamos de: una fisura, una protusión o una hernia discal.

lesión espalda. Fuente: http://www.hola.com/

Fisura de disco intervertebral

La fisura discal consiste en el desgarro de la envoltura fibrosa del disco. Esto puede deberse a un esfuerzo intenso puntual o continuado. El núcleo pulposo del disco se proyecta hacia el lado contrario al que se realiza el movimiento. Esto causa que el núcleo tome contacto con las fibras más internas del anillo fibroso y las lesione de manera parcial.

La forma más típica es la fisura radial, en la que el desgarro es perpendicular a la dirección de las fibras.

Protusión de disco intervertebral 

La protrusión discal consiste en la deformación de la envuelta fibrosa por el impacto del material gelatinoso del núcleo pulposo contra ella. 

Las causas son las mismas que en el caso de la fisura del anillo fibroso, solo que ahora, éste no se fisura, sino que se abomba, trascendiendo la superficie del platillo vertebral.

La protrusión produce sintomatología, relacionada principalmente con la invasión del espacio por el que salen las raíces nerviosas raquídeas, el agujero de conjunción y el consiguiente pinzamiento del nervio. Lo que causa:

– Dolor, generalmente irradiado al territorio del nervio pinzado.
– Parestesia o adormecimiento en el territorio del nervio, de tratarse de un nervio sensitivo.
– Paresia, o pérdida de fuerza y atrofia, de tratarse de un nervio motor.

Hernia discal

Si la envoltura del anillo fibroso llega a romperse y parte del núcleo pulposo sale fuera del disco intervertebral, se diagnostica una hernia discal.

Los síntomas son similares a los de la protusión, ya que en ambos casos se comprimen las raíces nerviosas.

Tanto en la protusión como en la hernia discal nos encontramos con:

  • Inestabilidad vertebral: El disco dañado ya no es capaz de mantener las necesidades básicas de estabilidad, y provoca dolor. En consecuencia, el paciente tiende a evitar el movimiento, lo cual conlleva una atrofia muscular de la zona agravando el cuadro doloroso.
  • Afectación neurológica: El prolapso del disco (tanto en la hernia discal como en la protrusión) puede contactar con la médula espinal o con la salida de la raíz nerviosa provocando una afectación neurológica (braquialgia o lumbociática, según el nervio afectado).

En este blog dedicamos un par de posts para explicar qué es una hernia discal y su tratamiento. En ellos puedes ampliar información.

Una imagen vale más que mil palabras

Fisura. Fuente: http://www.espalda.org/ Fisura del anillo: En la imagen de arriba podemos observar cómo al desgarrarse la envoltura hace que el núcleo entre en contacto con las fibras internas del anillo, produciendo que se lesione parcialmente.Protusión. Fuente: http://www.espalda.org/Protusión del anillo fibroso. Fuente: http://www.medical-exercise.com/

1.- Protrusión del núcleo pulposo contra el anillo fribroso. 2.- Médula espinal

Protusión del núcleo pulposo: En la imagen vemos que ahora hay un abombamiento y deformación de las fibras del anillo, debido al impacto del núcleo. Y este abombamiento produce que se llegue a tocar el espacio por donde salen, entre otras cosas, las raíces nerviosas. Por lo que sería un grado mayor de lesión.

Hernia discal. Fuente: http://www.espalda.org/hernia discal. Fuente: http://www.medical-exercise.com/

Hernia discal (rojo). El núcleo pulposo ha penetrado el anillo fibros fibroso y está ejerciendo presión sobre la raíz raíz nerviosa

Hernia discal: En la foto observamos, que ahora se ha roto totalmente el anillo fibroso, y el núcleo toca y empuja de nuevo el espacio de las raíces nerviosas. Generando la misma sintomatología que en la anterior. Pero siendo un grado mayor de lesión.

Esperamos que este post te haya ayudado a entender qué te ocurre realmente si “esta terminología” es tu diagnóstico. Para cualquier consulta puedes encontrarnos en tu centro especializado Artrosport

artrosport-250