Los mejores estiramientos para la espalda

¿Sufres dolores de espalda? En este post te recomendamos los mejores estiramientos para la espalda. Acostumbrate a hacerlos y verás como notarás una gran mejoría.

La espalda sufre casi todo el peso y la tensión de nuestro cuerpo. Como ya hemos dicho en otras ocasiones, el 80% de la población ha sufrido en alguna ocasión un episodio o más de dolor en alguna región de la espalda. Tanto si somos deportistas como si no, debemos cuidarla para tener una vida físicamente sana. Dentro del cuidado físico básico de cada persona los estiramientos de espalda son un ejercicio fundamental. Se tratan de movimientos suaves que estiran los músculos para que ganen elasticidad al mismo tiempo que se fortalecen los tendones. Se aconseja realizarlos diariamente, tanto si se va a practicar deporte como si no, aunque en caso de realizar una actividad física es preciso hacerlos antes del esfuerzo para evitar lesiones.

Hay varios ejercicios sencillos que puedes practicar sin mucho esfuerzo para aliviar y prevenir esas dolorosas molestias que se apoderan de la espalda. Y lo mejor de todo: sólo 15 minutos diarios pueden ser suficientes para combatir el dolor de espalda. Por regla general se entiende como estiramientos de espalda todos los ejercicio de elongación muscular que se efectúan en la zona cervical, zona dorsal y zona lumbar. Es decir los que abarcan desde el cuello hasta la cadera.

-Acostado sobre una superficie plana (el suelo es ideal), boca arriba. Mete el ombligo hacia adentro. Lleva hasta tu pecho y baja lentamente primero una rodilla (aguanta unos 10 a 30 segundos) y luego la otra; luego haz lo mismo con las dos rodillas juntas. Repite esto varias veces.

-Tumbado boca arriba en el suelo, pon los brazos en cruz, deja caer lentamente tus rodillas primero hacia un lado y luego hacia el otro, tratando de que las rodillas toquen el suelo al costado sin levantar ninguno de los dos hombros(aguanta unos 5 a 15 segundos de cada lado). Repite esto varias veces.

-De rodillas y apoyando las palmas en el suelo, pon la espalda recta como formando una mesita, baja la cintura lo más que puedas y finalmente inclínala hacia arriba sin despegar las manos ni las rodillas del suelo. Repite esto varias veces.

-Sentado sobre una silla sin respaldo, cruza una pierna sobre la otra y gira la cintura y los hombros primero hacia un lado y luego hacia el otro. Repite este ejercicio cruzando la otra pierna.

-Sentado sobre una silla sin respaldo, con los pies bien apoyados en el suelo y la espalda derecha, trata de juntar los hombros por detrás, mantente unos 5 a 10 segundos y vuelve a la posición normal. Repite este ejercicio varias veces.

En todos los casos, acuérdate que debes respirar durante los ejercicios y no exageres con el número de repeticiones. Si bien pueden generar alguna molestia propia del estiramiento, estos ejercicios no deben de doler. Después de realizarlos deben causar una sensación placentera y de relajación.

Si practicas estos ejercicios tu espalda lo agradecerá.

Alexis D.Vicente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *