Fortalece la espalda con Yoga y Pilates

En el artículo de hoy vamos a hablar de dos disciplinas que nos pueden a ayudar considerablemente a fortalecer la musculatura de nuestra espalda: el Pilates y el Yoga.

Como en todos los deportes y prácticas, se requiere de continuidad y ser constante, y señalo este aspecto, porque aunque parece obvio, una vez que nos ponemos a realizar la disciplina elegida, no lo es tanto.

Vivimos en la era de lo inmediato, de la no perseverancia, de querer las cosas “para ayer”,… queremos tener los resultados sin haber pasado por el proceso, llegar a la meta sin recorrer el camino. Y siento deciros, que si queremos ver cambios tenemos que hacer cambios. Y puedo parecer rotunda, pero como practicante y profesora, observo habitualmente esto en los alumnos. Empiezan con ilusión y al poco tiempo lo dejan, te dicen que les gusta, pero que no tienen tiempo, dinero o que se han apuntado a otra cosa. Y compruebo, al cabo de un tiempo, que también han abandonado la nueva actividad. No es una cuestión de que la disciplina: Pilates, Yoga, Taichi, etc. no funcione, no es cuestión que el maestro o profesor no sea bueno, no es cuestión de no tener tiempo o dinero, es cuestión que nos requiere dedicarnos un tiempo de calidad y atención a nosotros mismos, que nos requiere disciplina, continuidad y empaparnos de lo que hacemos.

En el video que os muestro más abajo vemos a una mujer de 96 años practicar yoga. Muchos de nosotros, al verla, querremos tener esa flexibilidad, energía y llegar a esa edad con vitalidad, alegría y física y mentalmente con las capacidades que ella presenta, pero mi pregunta es, ¿qué hacemos para ello?. Estoy segura que esta mujer practica yoga todos los días y varias horas. Y aunque muchos al leer esto me digáis que tiene que ver con su genética y otras capacidades,… no todo es la genética. También influyen sus hábitos alimenticios, sus ganas de superarse cada día, de ser feliz, su autoestima y valoración, lo que le lleva a querer cuidarse y estar en forma a varios niveles. Y es muy posible que si sigues leyendo esto a estas alturas, pienses que con el ritmo de vida que llevamos hoy en día, el trabajo, la familia, etc. que no hay tiempo. Bueno, está bien, pero estoy segura, que siempre se puede sacar un poco de tiempo para uno mismo, 20 minutos al día por ejemplo, para estirar, para practicar y para cuidarse, porque ¡merecemos la pena!  

 Y después de dar mi opinión sobre la importancia de cuidarse, y de la importancia de ser perseverante en la práctica que se realice, la que te guste y vaya bien a ti, puede ser una de las que te propongo hoy o no, puede ser un deporte, bailar,… ¡elige!.

¡Empápate de aquello que te apasione!

¡Deja las excusas y cuídate! 

Tanto el Yoga como el Pilates, tienen numerosos beneficios, sobradamente comprobados. Y no sólo físicos.

Realizar sus ejercicios y asanas te corresponde a ti, ¿lo ponemos como propósito para el nuevo año?

 Pilates. Fuente: www.all-makeup.com

La espalda  tiene la función de sostener, proteger y ser soporte de la vida. Como ya mencionábamos en un articulo anterior, según cómo vivamos estas funciones: con carga o ligereza o, con miedo o plenitud, puede ser que la actitud y relación que tengamos con lo que nos rodea y en lo que se pueda ver involucrada nuestra espalda, haga que la tensemos, contracturemos o lesionemos de una forma u otra. 

La mejor manera de prevenir estas molestias es tener una musculatura fuerte y flexible. Para ello, entre otras cosas, existen dos maravillosas practicas: el Pilates y el Yoga, que aunque mucho más allá de trabajar sólo el cuerpo físico, son ideales para hacerlo.

Los aspectos que tienen en común referente al plano físico es que ambos sistemas son excelentes para fortalecer el cuerpo y ganar flexibilidad. En los dos la atención a la respiración es clave (aunque la utilizan de forma diferente) y tanto uno como otro pueden ajustarse a diferentes necesidades y niveles de actividad física.

Pilates

Una de las propuesta que traemos hoy para fortalecer la espalda es el método Pilates. Esta práctica, que recoge el nombre de su creador Joseph Hubertus Pilates, se basa en los conocimientos y experiencia que éste tenía de diversas especialidades como la gimnasia, traumatología y yoga, uniendo de esta forma el dinamismo y la fuerza muscular con el control mental, la respiración y relajación.

Los ejercicios de Pilates dirigidos a mejorar nuestra espalda y la extensión de la columna se centran en el desarrollo de los músculos internos para mantener el equilibrio corporal y dar estabilidad y firmeza a la misma, corrigen la postura ayudando a la consabida higiene postural, lo que reduce dolores de cuello, espalda y lumbares, aumenta la flexibilidad, fuerza, coordinación y agilidad y, en general, se utilizan como prevención, rehabilitación y cura del dolor de espalda.

Con el Pilates, se trabajan músculos que habitualmente no se trabajan en la vida diaria, lo que previene el riesgo de futuras lesiones.

Pilates

El trabajo con la respiración nos ayuda a controlar el estrés, lo que unido a todo lo demás nos ayudará a dormir mejor y a sentirnos con más vitalidad y mejor autoestima. Además tonifica y estiliza la figura.

En artrosport ofrecemos además un Pilates especializado con máquinas Reformer, donde un instructor te hace una primera evaluación y luego un seguimiento personalizado adecuando la practica a tus necesidades.

En esta entrevista, Rubén del Amo, director de Artrosport nos habla del Pilates.

 

Yoga

La otra disciplina que quiero acercaros hoy para el fortalecimiento y mejora de los problemas de espalda, entro otras muchas cosas, es el Yoga. El aspecto físico del yoga es tan solo una mínima parte de esta disciplina.

La palabra Yoga viene del sánscrito ioga y se refiere a una tradicional disciplina física y mental originaria de India.

Uno de los grandes beneficios de esta práctica es que ayuda a mejorar los problemas de espalda, fortaleciendo y relajando los músculos, evitando dolores y mejorando la postura en general.

Mejora el equilibrio y masajea los órganos internos favoreciendo sus funciones, ayuda a la relajación mediante el trabajo con la respiración, a eliminar toxinas y a tonificar el cuerpo. Su practica continuada nos puede llevar a conseguir procesos más profundos como el control de los pensamientos, mejora de la salud y longevidad o ampliación de la conciencia.

Yoga. Fuente: redpacientes.com

En el video de abajo vemos algunas asanas de yoga cuya realización nos ayudan a cuidar la espalda.

Un ejemplo de superación y de rehabilitación gracias a la práctica regular de Yoga es el que os mostramos en el video de abajo.

Los médicos no le daban muchas esperanzas, pero su fuerza de voluntad, constancia, perseverancia y los beneficios intrínsecos de esta práctica, consiguió que no tuviesen razón en sus predicciones. Todo un ejemplo a seguir.

 

Eres lo más importante, ¡Cuida tu espalda, cuida tu salud!

 

Un pensamiento en “Fortalece la espalda con Yoga y Pilates

  1. Pingback: Fortalecer el suelo pélvico mejora las relaciones sexuales | Fortalece tu suelo pélvico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *